26 sept. 2013

Benedicto XVI responde al autor de un libro que critica la Iglesia Católica y defiende el ateísmo

Ciudad del Vaticano (Martes, 24-09-2013, Gaudium Press) El periódico italiano La Repubblica publicó el 24 de septiembre apartes de una carta escrita por el Papa emérito Benedicto XVI al escritor y matemático Piergiorgio Odifreddi, quien al escribir el libro "Querido Papa, te escribo" en 2011 nunca imaginó que obtendría del "Querido Papa" una respuesta. La misiva llegó a la casa del matemático el pasado 03 de septiembre. "Muy pocas personas en el mundo", reconoció el propio autor en su blog personal, "pueden entender plenamente la sorpresa y emoción que se siente al recibir directamente en casa una carta inesperada de un Papa".
9903714413_0ce55915c8.jpg
El Papa emérito Benedicto XVI, quien lleva una vida de oración alejada de las apariciones públicas en el Vaticano. Foto: Marina Deledda.
Los apartes revelados por el autor al medio de comunicación hacen notar el estilo apasible y considerado de Su Santidad, que si bien agradece el análisis que el autor hace de sus palabras, sobre todo de un discurso a la Curia Romana pronunciado en la Navidad de 2009, critica a su vez los defectos del escrito. "Leí algunas partes con disfrute y provecho", aseguró el Papa emérito. "En otras partes, sin embargo, me maravillé de una cierta agresividad y un carácter temerario en la argumentación".
Fe y razón
En su respuesta, Benedicto XVI defiende la Teología como verdadera ciencia, ya que el autor propone que dicha categoría sólo sería aplicable a las matemáticas. "En todos las materias específicas la ciencia tiene cada vez una forma propia, de acuerdo a la particularidad de su objeto", le explicó Su Santidad, quien le sugirió por lo menos reconocer que la Teología ha ofrecido resultados duraderos en el ámbito histórico y en el pensamiento filosófico. "Una función importante de la teología es mantener la religión ligada a la razón y la razón a la religión. Ambas funciones son de suma importancia para la humanidad", expuso el Papa emérito.
Según Su Santidad, no se puede juzgar como "ciencia ficción" ciertos contenidos de la teología, como sugiere Odifreddi en su libro, por cuanto se tratan en el caso de las teorías no comprobadas de "visiones y anticipaciones para llegar a un conocimiento verdadero" y la forma como las personas hacen uso de "la imaginación con la que tratamos de acercarnos a la realidad". Este ejercicio es el mismo empleado en las otras ciencias y que tiene muchos y detallados ejemplos, algunos de los cuales fueron citados por el propio Papa emérito.
Luces y sombras en la Iglesia
Un tema en el cual Benedicto XVI expresa con firmeza su desacuerdo con su interlocutor es la crítica que el autor hizo a la Iglesia y la figura del Papa con motivo de los escándalos de abuso. "Nunca he tratado de ocultar estas cosas", declaró el Papa emérito. "Que el poder del mal penetre a tal punto en el mundo interior de la fe es para nosotros un sufrimiento que, por un lado, tenemos que soportar, mientras que, por otro lado, tenemos que, al mismo tiempo, hacer todo lo posible para asegurarse de que casos de este tipo no se repitan". Sin embargo este reconocimiento no puede ser usado como para atacar a la Iglesia: "En cualquier caso, no debe presentar esta desviación ostentosamente, como si se tratara de una suciedad específica del catolicismo", argumentó.
"Si no es lícito callar sobre el mal de la Iglesia, tampoco se debe callar acerca de la gran huella luminosa de bondad y de pureza que la fe cristiana ha trazado a lo largo de los siglos", afirmó el Papa emérito. Como muestra de este aporte, citó los ejemplos de grandes Santos como San Benito, San Francisco y Santa Clara de Asís, Santa Teresa de Ávila y San Juan de la Cruz, así como reconocidos benefactores como San Vicente de Paúl y la Beata Madre Teresa de Calcuta.
Una caritativa y firme reprensión
Benedicto XVI también rechazó con firmeza las afirmaciones del autor sobre la figura de Cristo: "Lo que usted dice acerca de Jesús, no es digno de su rango científico", afirmó. En este aspecto, en el que Odifreddi afirma que no existen conocimientos comprobables sobre la realidad del Mesías, el Papa emérito lo invitó "en una forma decidida a ser un poco más competente desde el punto de vista histórico" y le citó varias obras de reconocido rigor para su documentación. "Ante esto, lo que usted dice de Jesús es un hablar imprudente que no debiera repetirse".
El Pontífice emérito señaló al autor otras afirmaciones objetables y errores de interpretación de textos de la Sagrada Escritura, tras lo cual abordó aspectos más centrales del planteamiento del matemático y escritor. "Quiero destacar especialmente, además, que en su religión de las matemáticas no son considerados tres temas básicos de la existencia humana: la libertad, el amor y el mal", destacó, al tiempo que señaló la vital importancia que tienen en la vida real de las personas."El amor, en su libro, no aparece y sobre el mal no hay información. Lo que sea que la neurobiología diga o no diga sobre la libertad, en el drama real de nuestra historia está presente como una realidad determinante y debe ser puesta en consideración", afirmó. "Una religión que hace caso omiso de estas cuestiones fundamentales está vacía".
"Ilustrísimo Señor Profesor, mi crítica de su libro en parte es dura. Pero del diálogo hace parte la franqueza y sólo así puede crecer el conocimiento", declaró finalmente Benedicto XVI, quien valoró el "diálogo tan abierto con la fe de la Iglesia Católica" buscado por el autor.
Con información de Radio Vaticano y La Repubblica.


Contenido publicado en es.gaudiumpress.org, en el enlace http://es.gaudiumpress.org/content/51101#ixzz2g1dg9skJ
Se autoriza su publicación desde que cite la fuente. 

Reacciones:

ACTUALIDAD:

 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...